Google+ Followers

Google+ Followers

23 septiembre, 2010

EXPOSICIÓN DE CARTULARIOS REALES DE NAVARRA

Los Cartularios reales navarros: La Cultura escrita como expresión del Poder real.
Les Cartulaires royaux navarrais: La Scripturalité comme l’expressión du Pouvoir royal.

The royal Cartulaires of Navarra: The Literacy as the Expression of the Royal Power.




Una doble exposición internacional tendrá como protagonista a un cartulario español, el conocido Cartulario del rey Carlos II de Navarra, monarca de la dinastía capeta de origen francés, que reinó entre 1332 y 1387, y que ha pasado a la historia con el nombre de Carlos “el malo”.
La exposición tendrá lugar primero en la ciudad francesa de Pau (Pirinéos Atlánticos, Francia), entre el 15 de septiembre y el 10 de noviembre de 2010; pasando posteriormente a Pamplona (Navarra, España). En la primera fase, la exposición será accesible en la sede el Conseil Général des Pyrénées-Atlantiques, Hôtel Du Départament, Salle des Arches; y en la segunda, podrá ser visitada en la sede del Archivo General de Navarra.
 
En “post” de 16 de junio de 2009, dábamos noticia de de esta iniciativa en el artículo titulado “Cartulario de los reyes de Navarra”, que se puede localizar a partir del punto de acceso “Cartulario real” que figura en la lista alfabética de “Temas” de este “blog”.



La iniciativa surge de un convenio de colaboración entre el Gobierno Foral de Navarra, a través del Archivo General navarro y la Región francesa de Aquitania, al mismo tiempo que han colaborado estrechamente las Universidades Pública de Navarra y el Archivo Departamental de los Pirineos Atlánticos. Producto de este complejo de instituciones que intervienen, y la rentabilidad mediática de la autoridad competente, aquende las fronteras, algún cibernauta ha precisado su malestar en algún foro asociado a las noticias de referencia, denunciando como de nuevo el mundo de la cultura, de los archivos son pasto del “politiqueo”, y de cómo en este caso el cartulario y el documento medieval vuelven a ser el Totem de la identidad nacional, regional o local. En alguno de los primeros “post” de este “blog” usamos eufemísticamente la expresión “archivia ancilla politicae” para otro caso. Alguna mente preclara ha relacionado esta actividad en relación con la integración de Navarra en España, que algunos “travisten” como la conquista castellana de Navarra, obviando que Navarra es la madre de Castilla; mientras que otros buscan estrechar lazos capetoides con la cultura francesa, abjurando de la filiación hispana. ¡Jesús, qué plaga!, entre unos y otros, cuando en realidad, un cartulario como este sería la más viva expresión de una técnica o una tradición escrituraria propia de todo el Occidente medieval, y que no conocía fronteras geográficas ni lingüísticas. Como dirían las personas sabias de la generación de nuestros abuelos: ¡¿cuándo se ha visto que las lenguas que fueron creadas para que los hombres se comunicaran, sirvieran para todo lo contrario, y para enfrentarse …. Y, et, eta, e?! El problema en esencia sería de falta de cultura escrita en las atávicas mentes identitarias modernas.

Relevancia mediática de los Cartularios reales navarros.
Esta exposición la destacamos porque da relevancia al cartulario, como elemento material de la cultura escrita medieval, y lo imbrica en una de las líneas más modernas de investigación en las que se están revalorizando estos viejos documentos: las relaciones entre el poder y la escritura en la Edad Media europea. Nada más que por eso, merece que le dediquemos atención.
Por otro lado, hemos comprobado como en algún caso un redactor periodístico se ha aventurado a comprender entre sus notas escritas en qué consistía un cartulario medieval, qué función representaba, y especialmente los cartularios reales navarros. Merece la pena que transcribamos las palabras de alguno de estos “teletipos”, inspirados en una nota de prensa, que sí parece redactada por alguien que sabe del tema, cosa no habitual en los gabinetes de imagen que asesoran a los Potentiores:
El argumento principal de la exposición se centra en los cartularios de los reyes de Navarra, documentos legales que confirman y explican la historia. La exposición se estructura en cuatro bloques, a través de los cuales se descubre cómo estos príncipes y reyes ejercieron su poder, dejando constancia y memoria de él. Un primer bloque explica los lazos familiares y políticos que situaron a los príncipes franceses en el trono de Navarra, fraccionando sus intereses entre ambos reinos. Una segunda sección se centra en el soberano y en las variantes en las que se manifiesta su majestad. El tercer bloque, núcleo de la exposición, muestra los cartularios regios de la familia Navarra conservados en Pamplona y Pau: estos manuscritos son un soporte tanto de la expresión del poder como de la memoria de ese poder. El último bloque presenta el final de las dinastías francesas en Navarra, punto de partida de memorias distintas, reivindicaciones y olvidos. En 1512, los últimos reyes privativos de Navarra conservaron en Pau una parte de sus archivos, en particular aquella relacionada con la reivindicación del reino o, sobre todo, con la gestión de sus posesiones francesas."

Las piezas que componen la exposición
En los Archivos Departamentales de los Pirineos Atlánticos (Pau, Francia) se conserva un cartulario real navarro, conocido como “Cartulario Evreux”, que fue compilado a finales del siglo XIV para transcribir una selección de documentos por orden del rey Carlos III de Navarra (1387-1425). La compilación de documentos se refieren principalmente a bienes y derechos pertenecientes a la familia real que quedaron en territorio francés, datados entre 1270 y 1372. Junto a este códice diplomático, la exposición estará compuesta por otros cuatro cartularios reales preservados en el Archivo General de Navarra (Pamplona, España).
Además de los cartularios, también se exponen 31 documentos y diplomas medievales procedentes de ambos archivos, además de otros objetos materiales medievales como el arca relicario con el corazón del rey Carlos II de Navarra.
Algunos de estos documentos son:
  • 1512. Juan de Albret y Catalina de Foix, reyes de Navarra nombran procuradores para prestar homenaje al rey de Francia por el ducado de Nemoux.
  • 1231. Sancho VII el Fuerte prohija a Jaime I de Aragón para que le suceda en el trono de Navarra.  
  • 1390. Acta de Juramento, coronación y unción de Carlos III de Navarra en la iglesia catedral de Santa María de Pamplona.  
  • 1385. Testamento de Carlos II de Navarra. Su corazón se conservará en Ujué, sus entrañas en Roncesvalles y su cuerpo en Pamplona. El corazón de Carlos II se ha trasladado en su urna con motivo de esta exposición desde Santa María de Ujué a Pau.
  • Cartulario llamado de Carlos II de Navarra, recoge escrituras entre 1297 y 1372, papel confeccionado probablemente entre 1372 y 1404.
  • Cartulario de Teobaldo I de Navarra, recoge escrituras entre 1033 y 1253. Recopilado en el siglo XIII, pergamino.
  • Cartulario de Teobaldo I de Navarra, recoge escrituras entre 1143 y 1248. Recopilado en el siglo XIII, con un preámbulo e índices realizado en 1619, pergamino.
  • Cartulario con los homenajes prestados por los señores de Mixa-Ostabarets a los reyes de Navarra (1247-1406), realizado en el siglo XV, papel.
  • Cartulario Magno. Reúne escrituras entre 1027-1379, la primera parte, y entre 1027 y 1384, la segunda. Recopilado en el siglo XV, pergamino.
  • 1533-1548. Inventario de los archivos de la familia Albret, concerniente a todas las posesiones de la familia.
  •  1524-1528. Registro de cuentas del Tesorero de Navarra.

Curiosidades. En algún caso, como en la imagen de la vitrina, más que ante un cartulario estamos ante un Liber Kalendarum.


La publicación sobre los cartularios
En la nota de prensa del gobierno navarro se indica lo siguiente:
Esta edición cierra tres años del mencionado programa de investigación transfronterizo denominado “Los Cartularios de los reyes de Navarra”. Fruto de la investigación y con el afán de divulgar sus conclusiones, se ha editado y presentado el libro “Le Cartulaire dit de Charles II roi de Navarre / El Cartulario llamado de Carlos II rey de Navarra”, publicación de 464 páginas, que se venderá al precio de 18 euros. La tirada es de 750 ejemplares (500 para el Gobierno de Navarra y 250 para la Université de Pau et des Pays de l’Adour).
Los documentos de este cartulario se refieren tanto a las posesiones francesas y a los solares patrimoniales de un linaje de príncipes franceses de primer orden, como a las estrategias y reivindicaciones de quienes eran, además, reyes de Navarra. Carlos II es el protagonista más evidente, legando incluso su nombre a este cartulario según consta en el inventario de los Archivos Departamentales de los Pirineos Atlánticos, pero también están presentes otros miembros de familias reales francesas y navarras, así como los avatares relativos a tierras y hombres, desde Normandía hasta Navarra.
Esta edición abre una nueva colección dentro de las ediciones de fuentes para el estudio de la historia de Navarra (CODHIRNA, Corpus Documental para la Historia del Reino de Navarra) del Departamento de Cultura y Turismo, que será seguida de la de los diversos cartularios de los reyes de Navarra. El estudio y la edición de este conjunto se inscriben en el contexto de una renovación de la investigación aplicada a este tipo de documentos desde hace 15 años. Si algunos de estos cartularios son conocidos, lo han sido casi siempre de manera fragmentaria o parcial. La publicación conjunta de este conjunto documental y su puesta a disposición de la comunidad científica, permitirá iluminar la formación original del Archivo de los reyes de Navarra, su evolución y su posterior disociación.
Estos cartularios forman una colección diplomática ideada por los reyes de Navarra. Para cada uno de ellos es preciso ocuparse de los contextos políticos que presidieron su elaboración, redacción y conservación, en una época en la que el reino de Navarra se extendía por las dos vertientes del Pirineo, cuando la dinastía reinante en Pamplona era una de las grandes familias francesas próximas al trono de Francia. Estos príncipes de Champaña, de Evreux, convertidos en reyes de Navarra pero siempre dotados en el reino de Francia, no cesaron de tejer lazos de una parte a otra de la cordillera, ni de seguir sus propias estrategias políticas, familiares o dinásticas. Ellos hicieron copiar en estos cartularios los documentos dignos de conservar la memoria de sus derechos y reivindicaciones, de su poder y su autoridad.
Madrid, 23 Septiembre de 2010.
Alfonso Sánchez Mairena. Editor de http://cartulariosmedievales.blogspot.com/  
http://www.diariodenavarra.es/20100914/culturaysociedad/cartularios-escritura-poder-real.html?not=2010091401455771&idnot=2010091401455771&dia=20100914&seccion=culturaysociedad&seccion2=culturaysociedad&chnl=40 (23/09/2010).


Navarra.es:

Diario de Navarra

http://moyenage.suite101.fr/article.cfm/des-cartulaires-medievaux-exposes-en-2010  (23/09/2010).
Nota de prensa. Gobierno de Navarra (15/09/2010); http://www.navarra.es/  Texto:
Archivo General de Navarra: http://www.cfnavarra.es/agn/  
Las imágenes referenciadas proceden de estas URL’s.

Fragmento del cartulario de Teobaldo I de Navarra


Testamento de Carlos II de Navarra

Referenciashttp://www.navarra.es/home_es/Actualidad/Sala+de+prensa/Noticias/2010/09/15/Cartularios+Pau+Exposicion.htm  (23/09/2010)  

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo quería puntualizar, soy una de las comisarias de esa exposición, que en la vitrinas se han incorporado, junto a los cartularios reales, algunas otras piezas, entre ellas otros registros de diverso tipo. A uno de ellos corresponde esa imagen de vitrina de la que se hace aquí el comentario respecto a que parece más bien un "Liber Kalendarum". Muchas gracias por difundir este trabajo y exposición. Un cordial saludo, Eloísa Ramirez Vaquero

ASM dijo...

Muchas gracias a ustedes por haber sabido organizar una exposición tan representativa y por haber sabido transmitir a la opinión pública la realidad de los cartularios y otros documentos, como vestigios de la civilización medieval.
Es un excelente ejemplo que debería cundir.