Google+ Followers

Google+ Followers

11 junio, 2007

DIGITALIZACIÓN ARCHIVO CATEDRAL COMPOSTELA

El Archivo de la Catedral de Santiago de Compostela ofrece a los investigadores imágenes digitalizadas de los fondos existentes en el Archivo Vaticano. [Digitization of Vatican documents at the Archive of Santiago de Compostela Cathedral]

Según noticia aparecida en el diario "La Voz de Galicia", el Archivo de la Catedral compostelana ha recibido una primera remesa de 580 imágenes digitales de documentos conservados en el Archivo Vaticano.

Las imágenes son producto de los servicios de reprografía de los archivos vaticanos, pues están en formato de difusión o "jpeg". Los documentos están siendo localizados por el investigador y técnico de ese archivo, don José Manuel Sánchez Sánchez, en el transcurso de la realización de su tesis doctoral sobre "La Iglesia de Santiago y el Pontificado en la Edad Media".

Esta documentación, según el Diario, será editada próximamente como "Colección de documentación medieval de la Iglesia de Santiago" en el año 2010, coincidiendo con el próximo año santo. Asimismo, está previsto contextualizar estos fondos en una gran exposición dedicada a "Compostela y el Pontificado de Roma".

Es de elogiar este nuevo proyecto que ayudará a los investigadores de nuestro país el acceso a tan importante fuente de información de una de las instituciones eclesiásticas medievales más importantes de la Edad Media española en su conjunto.

Sólo queremos hacer un comentario al título de la noticia del 31 de mayo de 2007 que expresamente dice: "El Archivo de la Catedral recupera documentos medievales inéditos". De nuevo, este diario, cuando aborda una noticia referente al Patrimonio Histórico Documental muestra una carga de subjetivismo que altera el mensaje que contiene la noticia verdadera.

No se están recuperando documentos, puesto que esta sería la documentación del Archivo Vaticano, producida por la institución u oficina pontificia que ejercía en su día las labores de cancillería. Todos sabemos que un archivo se produce tanto por la acumulación de documentación generada por la institución, como por los documentos recibidos durante su gestión. La documentación vaticana, si procede de los Registros pontificios, sería copia de la que en su día se emitió en la cancillería vaticana, cuyo original se dirigió al arzobispo compostelano o al capítulo catedralicio, en cuyo archivo se debería encontrar ese documento, sin no se hubiera perdido en los avatares de la historia y por los que pasaron los archivos eclesiásticos.

Es el mismo caso de la documentación que en su día expediría la cancillería arzobispal compostelana, su maestrescuela o sus notarios apostólicos, dirigida a Roma, donde probablemente encontremos originales compostelanos dirigidos al Pontífice romano. No por ello, los documentos están en Roma de forma ilegítima. No debemos perder la lógica de la realidad.

Por ello, titulares periodísticos como el indicado crean confusión en el ciudadano medio que cree que Galicia ha sido objeto de un expolio contínuo en sus documentos y archivos, cuando no ha sido así. Sería tan absurdo como si en el resto de España se exigiera a la sede compostelana que devolviera el dinero que durante siglos se pagaba por el denominado "Voto de Santiago" del que se benefició la iglesia compostelana y que invertiría en Galicia, máxime cuando desde el siglo XVIII se sabe que el documento original del Voto fue una falsificación medieval. De hecho, un canónigo de Lugo a caballo entre el siglo XVIII y el XIX publicó un ensayo al respecto.

No es la primera vez que la prensa gallega peca de cierto sensacionalismo en estos temas, y crea expectativas que no tienen base ninguna. Menos mentalidad de aldea y más visión universal de las cosas.

El cabildo catedralicio no ha "recuperado" nada en sentido literal, pues seguramente esos documentos nunca le pertenecieron, más allá de haber sido partícipe en su tramitación, unas veces como emisor y otras como recpetor, al igual que la cancillería vaticana. En sentido figurado el archivo del capítulo compostelano se ha enriquecido con unas copias reprográfica que ayudarán inestimablemente a los investigadores interesados en la historia de esa institución.

Debemos tener cuidado con la manipulación de la realidad histórica. Pues, absurdo y peligroso es al mismo tiempo cuando se escucha a ciertos sectores islamistas de o en nuestro país, que se devuelva a la "¿mezquita?" de Córdoba, más bien la catedral de Córdoba, las puertas y campanas que debieran estar en Compostela, que fueron enviadas por Fernando III tras la recuperación de la capital bética a mediados del siglo XIII. Tesis infundada, además apoyada por ciertos sectores "progresistas", que no saben que Fernando III, de origen gallego, lo que hacía era deshacer el agravio para los hombres de su época, por el cual, Almanzor tras asolar Compostela en el siglo X, llevó a Córdoba las campanas de la catedral sobre las puertas de la basílica a hombros de prisioneros cristianos. Evidentemente, hechos muy alejados de nuestra mentalidad moderna, afortunadamente. Pero este tipo de argumentos se deben usar con cuidado, pues la historia no es literatura ni novela histórica, sino filosofía de la vida basada en hechos racionalmente comprobables y sustentados en pruebas demostrables.

Absurdos que nos toca vivir en esta sociedad, que se cree muy culta y adolece de exceso de información y de poca base y fundamentos. Un ejemplo es el anuncio que ciertad cadenas de radio en programas de máxima audiencia hacen, con una intencionalidad inmejorable, para apoyar la candidatura de la Alhambra de Granada como monumento de la humanidad. La propaganda reconstruye la partida del antiguo rey Boabdil, usando la tradición que indica que que su madre le recriminaba que no llorara como mujer lo que no había sabido defender como hombre. Pues bien, se dice que esto ocurría cuando Boabdil, último rey de la Granada nazarí, partía para "el destierro por los Reyes Católicos" (¡sic!). Toda una aberración histórica cuando, Boabdil nunca fue desterrado por los Reyes Católicos, sino que entre 1492 y 1500 partió voluntariamente para el Norte de África, para no aguantar la tragedia personal de haber sido colaborador de los castellano-leoneses en la guerra de recuperación de Granada (1481-1492), luchando contra su padre el emir Abul-Hassan, debilitando el reino y favoreciendo la estrategia castellano-leonesa. En este caso, Romá sí pagó a traidores, por ello, recibió recompensas en bienes situados en las Alpujarras, el reconocimiento su condición real y su alto estatus social junto a sus hijos y familiares, así como mucho dinero en metálico. Los Reyes Católicos no lo desterraron, pero los desinformados autores del reportaje así lo dicen, confundiendo y creando falsa opinión entre los ciudadanos medios. Todo un ejemplo de falta de perspectiva y de rigor. Esto nos recuerda el dicho de que no hay peor ciego que el que tiene ojos y no quiere ver. Estas cosas nos hacen mucho daño como colectivo cultural a los españoles. Somos nosotros los que fomentamos el mito basado en la mentira sobre nuestro pasado, creando una falsa identidad producto de nuestra "incultura" presente y nuestra falta de actitud seria ante la vida.

Nadie se acuerda que la quema de libros está en el Derecho Romano, especialmente en la legislación de Justiniano, y que fueron la dinastía real capeta de la Francia medievalla que tuvo la "genial" idea de quemar junto a los libros a sus propietarios. Todo el mundo cree que este "invento" es de la Inquisición española... Tenemos que desmitificar todos estos malos entendidos que nos hacen mucho daño en el presente.

Por ello, la necesidad de que los titulares periodísticos sean lo más objetivo posible. El periodista por su incidencia en el ciudadano medio tiene una alta responsabilidad.

A Dios, lo que es de Dios, y al César, lo que es del César.

Odoario


6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cuándo se pueden consultar esos documentos? Es una buena noticia. Saludos

ARC

Odoario dijo...

La noticia no lo dice, pero es de suponer que estarán ya disponibles en el propio archivo. Habría que consultar allí. Se habla en la noticia de que está proyectado realizar una edición digital de esa documentación pontifica sobre la Catedral de Compostela, sin duda, de gran valor para la Historia de la Iglesia Medieval hispana.
Odoario.

Odoario dijo...

ARCHIVO - BIBLIOTECA DE LA CATEDRAL DE SANTIAGO DE COMPOSTELA
Plaza de Platerías, s/n
CP 15704 - SANTIAGO DE COMPOSTELA (La Coruña)
Telf. 981 56 42 10
Horario: Lunes - Viernes (10:30 - 13:30 / 17:00 - 20:00 h).
Correo-e: acs@planalfa.es
Saludos,
Odoario

Odoario dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Odoario dijo...

Lo referente a esta adquisición de reproducciones digitales está mejor explicada en el propio "blog" del Archivo de la Catedral de Santiago de Compostela. Recomendamos una lectura de sus páginas.
Saludos,
Odoario

Odoario dijo...

La URL del "Blog" es:

http://www.archivium-sancti-iacobi.blogspot.com/

Se denomina: "ARCHIVIUM SANCTI IACOBI"