Google+ Followers

Google+ Followers

04 octubre, 2010

LOS PUEBLOS NÓRDICOS Y LA PENÍNSULA IBÉRICA



San Isidoro de Sevilla (siglo VII).
Relive románico de la entrada a la
Colegiata
de
San Isidoro de León (siglo XI).
España
Conferencia sobre "Los Godos y otros visitantes nórdicos en la Península Ibérica durante la Edad Media".

Lecture about "The Goths and other Nordic Visitors at the Iberian Peninsula in the Middle Ages".

Conférence au sujet de "Les Goths et autres Visiteurs nordiques dans la Péninsule Ibérique".


El Instituto Iberoamerciano de Finlanda  con sede en Madrid, junto con la Embajada de Suecia en España han organizado una conferencia sobre "Los Godos y otros visitantes 'nórdicos' en la Península ibérica durante la Edad Media", a cargo del profesor Ingmar Söhrman, Catedrático de la Universidad de Gotemburgo (Suecia).

La ponencia es fruto de las iniciativas y trabajos del proyecto The Nordic Countries and the Medieval Expansion of Europe: New Interpretations of a Common Past = Los países nórdicos y la Expansión mendieval de Europa: Nuevas interpretaciones para un pasado común, que organiza el Centro Nórdico de Estudios Medievales.

La conferencia es pública y tendrá lugar en la sede del Instituto Iberoamericano de Finlandia el jueves, 14 de octubre de 2010 a las 19:30 horas. Para más información se puede contactar a las siguientes señas:


El tema central de la charla será el contacto de los nórdicos con el resto de Europa durante la Edad Media. Tras la misma se invitará al público a dialogar con Söhrman y los medievalistas del Centro Nórdico de Estudios Medievales. La presentación del profesor Söhrman correrá a cargo del Dr. Francisco Moreno Fernández, Director Académico del Instituto Cervantes.

Es una buena ocasión para abordar este importante aspecto de nuestra Historia medieval, a veces muy poco tratado en las investigaciones realizadas dentro de España. La presencia de pueblos de origen nórdico, como los Vándalos - que unos dicen que dieron el nombre a la actual Andalucía -, y pasaron a constituir un reino autónomo en el Norte de África romano; o especialmente de los Visigodos o los Suevos, que llegaron a formar dos estados dentro de la antigua provincia romana de Hispania, son razones de peso para reconocer la relevancia de esta conferencia. Pero es más, no sólo la presencia de los vikingos o normandos está atestiguada entre los siglos IX y X en la costa cantábrica y atlántica hispana, sino que también, los normandos protagonizaron incursiones dentro de Alandalus, como el intento de toma de Sevilla y su derrota por las tropas emirales. Los normandos parece que también fueron la causa de la fortificación de la costa mediterránea en la época del emir Abadalrrahman II. También consta que el famoso obispo Gelmírez de Compostela contrató a maestros astilleros de la costa ligur italiana para construir naves con las que contrarrestar el efecto de las incursiones vikingas en la costa gallega allá por la segunda mitad del siglo XI. Probablemente, los nórdicos abastecieron de esclavos eslavos a la sociedad andalusí, además de los carolingios, cuyo número fue tan grande, que en el momento de la "Fitna" del califato cordobés, las grandes unidades militares eslavas llegaron a establecer sus propias "taifas" o reinos independientes en el Levante español y en Almería en el siglo XI. Parece que la característica forma del "arco de herradura" profusamente usada y evolucionada en el mundo islámico andalusí, y por extensión, en el Norte de África, es una forma creada en el marco de la civilización hispana del reino Visigodo (siglos V-VIII).

El Tumbo Viejo de la catedral de Lugo, sobre el que elaboramos el "post" anterior a este, contiene un documento acerca de la reorganización del territorio lucense a partir de la concentración de la población en el interior de Galicia, huyendo de los ataques normandos, y planteándose la reconstrucción de edificios y fortificaciones de la ciudad.

Pero las vinculaciones medievales entre las tierras del Finis Terrane europeo, como eran las ibéricas, también tuvieron momentos de contacto pacífico como serían los comerciales que la temprana marina castellana debió tener con los mercaderes nórdicos en las costas del Canal de La Mancha o del Mar del Norte. En el dominio de las rutas marítimas del Atlántico, castellanos y leoneses del Cantábrico debieron rivalizar también en el uso de los ricos caladeros de pesca. Cantábricos y nórdicos fueron expertos capturadores de ballenas en el medievo, y el abstecimiento de pescado seco como el bacalao era un hecho en la cultura cuaresmal de la España medieval, como podemos leer en las páginas del Libro del Buen Amor (siglo XIII).

Pero, sobre todo, desde la perspectiva de nuestro "blog" sería interesante conocer también qué parte de la cultura escrita medieval compartimos todos los europeos. Cada vez sabemos más acerca de los códices, los libros y los archivos del medievo nórdico, en los que los litterati eclesiásticos tuvieron también un gran protagonismo. De hecho, uno de los denomiandos, "fundadores de la Edad Media europea", en palabras de J. Fontaine o J. Le Goff, fue San Isidoro de León, sabio eclesiástico que fue obispo de Híspalis-Itálica (actual Sevilla), y que desarrolló su intensa labor intelectual en el marco del Reino Visigodo durante el siglo VII.

Información de la convocatoria de la conferencia proporcionada por el Instituto Iberoamericano de Finlandia - Embajada de Suecia en España.

A. Sánchez Mairena
Editor de http://cartulariosmedievales.blogspot.com/


La Península Ibérica (siglo VII)